Consumo crónico de regaliz: Causas

Causas

Con el consumo crónico de regaliz y más concretamente de su principio activo glicirricina (en cáapsulas, infusiones, etc…), se pueden desencadenar efectos nocivos sobre la salud como:

El principio activo del regaliz, la glicirricina, impide la acción de la enzima que transforma el cortisol en cortisona, de modo que se acumula mayor cantidad de cortisol en el organismo. Este aumento del cortisol es responsable del aumento de la presión arterial, entre otros efectos

La glicirricina también actúa activando unos receptores hormonales en el riñón (receptores mineralcorticoides) de modo que se generan alteraciones en el funcionamiento hormonal que regula la presión sanguínea y el volumen de agua corporal (sistema renina-angiotensina-aldosterona). Todo ello provoca una elevación de la hormona aldosterona (hiperaldosteronismo secundario) que conduce a la hipertensión arterial y otros trastornos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR