Coagulación intravascular diseminada

¿Qué es?

La coagulación intravascular diseminada (CID) es un trastorno grave en el que las proteínas de la coagulación de la sangre se alteran y aumentan su actividad de forma descontrolada.

Causas

La causa de la coagulación intravascular diseminada (CID) se debe a una inflamación, infección o cáncer. Los factores de riesgo para la CID pueden ser:
  • Reacción a transfusión de sangre
  • Cáncer, especialmente ciertos tipos de leucemia
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)
  • Infección en la sangre, especialmente por bacterias u hongos
  • Enfermedad hepática
  • Complicaciones del embarazo (como la placenta que queda después del parto)
  • Cirugía o anestesia recientes
  • Lesión tisular grave (como en quemaduras y traumatismo craneal)
  • Hemangioma grande (un vaso sanguíneo que no está formado apropiadamente)
En algunos casos de CID se forman pequeños coágulos de sangre en los vasos sanguíneos que pueden taponar los vasos impidiendo el riego sanguíneo normal a los órganos vitales. En los casos más graves la lesión de los órganos por falta de oxígeno puede ocasionar la muerte En otros casos de CID se produce un consumo de las proteínas de la coagulación. Esto aumenta el riesgo de sangrado por una mínima lesión o de inicio espontáneo. La enfermedad también puede provocar que sus glóbulos rojos sanos se rompan cuando pasan  por los pequeños vasos con coágulos.

Coagulación intravascular diseminada: Síntomas

Los síntomas de la  coagulación intravascular diseminada (CID) incluyen:
  • Sangrados en muchos lugares del organismo a la vez.
  • Coágulos de sangre
  • Hematomas
  • Presión arterial baja
  • Fallo multiorgánico

Coagulación intravascular diseminada: Diagnóstico

El diagnóstico de la coagulación intravascular diseminada (CID) se sospecha por la historia clínica y la exploración física. Las pruebas complementarias deben incluir estas pruebas de coagulación en el análisis de sangre:
  • Productos de la degradación de la fibrina
  • Tiempo parcial de tromboplastina (TPT)
  • Tiempo de protrombina (TP)
  • Examen de fibrinógeno plasmático

Coagulación intravascular diseminada: Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la coagulación intravascular diseminada (CID). Sobretodo el objetivo es tratar y evitar el factor desencadenante que ha provocado la CID Entre las medidas de soporte vital se incluyen:
  • Transfusiones de plasma para reponer las proteínas (factores) de coagulación de la sangre si ocurre una hemorragia incontrolable.
  • Anticoagulante (por ejemplo, heparina) para prevenir la coagulación de la sangre si se forman gran cantidad de coágulos.

Coagulación intravascular diseminada: Prevención

La prevención de la coagulación intravascular diseminada (CID) se basa en tratar adecuadamente las enfermedades que es conocido que pueden provocar este trastorno.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR