Cefalea / Dolor de cabeza

¿Qué es?

Las cefaleas, o más comúnmente llamados dolores de cabeza, son uno de los trastornos del sistema nervioso más frecuentes.

Existen diferentes tipos de cefaleas, siendo los más comunes la jaqueca o migraña, la cefalea tensional o la cefalea en brotes. En muchos casos se trata de trastornos primarios, dolorosos e incapacitantes.

Las cefaleas tienen una importante prevalencia, se calcula que un 47% de los adultos la ha sufrido al menos una vez en el último año.

La OMS alerta de que la cefalea no solo es dolorosa sino también incapacitante. En el Estudio de la Carga Mundial de Morbilidad, actualizado en 2004, la migraña por sí sola representó un 1,3% de los años perdidos por discapacidad.

Causas

Las causas de las cefaleas varían según el tipo de cefalea del que hablamos. Por ejemplo, las migrañas están causadas por la activación de un mecanismo encefálico que conduce a la liberación de sustancias inflamatorias y causantes de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza. Se trata de un dolor de cabeza recurrente, a menudo dura toda la vida y se caracteriza por presentarse episódicamente. En el caso de las cefaleas tensionales, suelen guardar relación con el estrés o con problemas osteomusculares del cuello, mientras que la cefalea por uso excesivo de analgésicos (cefalea de rebote) está causada por el consumo crónico y excesivo de medicamentos para combatir las cefaleas.

Cefalea / Dolor de cabeza: Prevención

La prevención de las cefaleas pasa por evitar los desencadenantes que pueden causarlas. En el caso de las cefaleas tensionales, controlar el estrés puede ser muy efectivo. A veces los dolores de cabeza están asociados con la temperatura, con la postura o con el descanso; hay que tomar medidas para evitar que aparezcan. Las migrañas pueden tener relación con la alimentación. En algunos pacientes, productos como el chocolate, algunos lácteos, aquellos que contienen glutamato monosódico (GMS) o tiramina como el vino rojo, el queso curado, el pescado ahumado, los hígados de pollo, los higos, algunas legumbres y algunas frutas, como las cítricas, pueden desencadenar una migraña.

Cefalea / Dolor de cabeza: Síntomas

Al igual que ocurre con las causas, los síntomas de las cefaleas también varían según el tipo de cefalea del que estemos hablando. En el caso de la migraña o la jaqueca, los síntomas suelen ser un dolor de cabeza moderado o intenso; náuseas; dolor de un solo lado de la cabeza, a veces pulsátil; empeora con la actividad física ordinaria; puede durar desde algunas horas hasta 2 o 3 días; los episodios se presentan con una frecuencia que varía entre uno al año y uno por semana y en los niños, los episodios suelen durar menos y los síntomas abdominales son más prominentes. En las cefaleas tensionales, el síntoma más claro es aquel que se describe como una especie de banda de presión u opresión alrededor de la cabeza, que a veces se irradia al cuello o desde este. La llamada cefalea en brotes se caracteriza por episodios recurrentes y frecuentes, breves pero muy  dolorosos, de dolor en torno a un ojo, que lagrimea y se enrojece. Además,  se acompaña de obstrucción de la fosa nasal del lado afectado, y el párpado puede estar caído.

Cefalea / Dolor de cabeza: Tratamiento

La Organización Mundial para la Salud explica que para tratar las cefaleas como es debido se necesita que los profesionales sanitarios estén bien capacitados, que la detección y el diagnóstico del trastorno sean exactos, que se proporcione tratamiento con medicamentos eficaces, y la prescripción de modificaciones sencillas del modo de vida y la educación del paciente. Estas son las clases principales de medicamentos para tratar las cefaleas: analgésicos, antieméticos, antimigrañosos y productos profilácticos. Sin embargo, un gran número de personas que sufren este problema no tienen diagnóstico ni se las trata. En este sentido, explican que la gente tampoco sabe mucho de las cefaleas. El común de la gente no considera que las cefaleas sean una enfermedad grave porque se presentan generalmente por episodios, no son mortales ni se contagian. Las tasas bajas de consulta en los países desarrollados pueden indicar que muchos enfermos desconocen la existencia de tratamiento eficaz; se calcula que el 50% de las personas que padecen cefalea se tratan ellas mismas.

Cefalea / Dolor de cabeza: Diagnóstico

Si el dolor de cabeza es leve o moderado, sin otros síntomas y responde al tratamiento casero a las pocas horas, es posible que no requiera otros exámenes ni pruebas. Con una cefalea tensional, generalmente no hay problemas con el sistema nervioso. Sin embargo, con frecuencia se encuentran puntos sensibles (puntos desencadenantes) en las áreas del cuello y el hombro. En el caso de las migrañas, se puede realizar una resonancia magnética o una tomografía computarizada del cerebro. En algunos casos, es posible que se necesite un electroencefalograma para descartar convulsiones. Igualmente, se podría realizar una punción lumbar (punción raquídea).
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR