Carcinoma hepatocelular

¿Qué es?

El carcinoma hepatocelular se conoce más comúnmente como cáncer de hígado o hepatocarcinoma. Es un tumor o neoplasia maligna que se origina en el hígado.

Es más frecuente en hombres que en mujeres, sobretodo mayores de 50 años.

Hay que diferenciarlo de un cáncer con metástasis en el hígado, que significa que el cáncer ha comenzado en otro órgano distinto y después ha migrado hacia el hígado.

Causas

La principal causa del carcinoma hepatocelular es una cirrosis hepática que ha evolucionado de forma fatal. La cirrosis hepática es una destrucción y cicatrización del tejido del hígado de forma crónica. Puede deberse a diversas causas:
  • Consumo excesivo de alcohol de forma crónica
  • Enfermedades autoinmunitarias que afecten al hígado
  • Infección crónica por el virus de la hepatitis B o C
  • Inflamación crónica del hígado
  • Sobrecarga de hierro (hemocromasis).

Carcinoma hepatocelular: Síntomas

Los síntomas del carcinoma hepatocelular son:
  • Dolor abdominal, de predominio en el ángulo derecho bajo las costillas
  • Abdomen distendido
  • Color amarillo de la piel y los ojos (ictericia)
  • Pérdida de peso que no se explica por otros motivos
  • Fatiga
  • Inapetencia
  • Sangrados y hematomas frecuentes, sin un traumatismo o lesión que lo justifique

Carcinoma hepatocelular: Diagnóstico

El diagnóstico del carcinoma hepatocelular, además de la historia clínica y la exploración física, algunas de las pruebas complementarias siguientes, según cada caso:
  • Análisis de sangre con pruebas de función hepática, serologías de hepatitis, marcadores inflamatorios y de autoinmunidad, niveles de proteínas…
  • Ecografía abdominal
  • TAC o resonancia magnética abdominal
  • Biopsia del hígado
Además de las pruebas diagnósticas se realiza un estudio de estadiaje y extensión para poder clasificar la gravedad del tumor y sus posibilidades para el tratamiento y pronóstico.

Carcinoma hepatocelular: Tratamiento

El tratamiento de un carcinoma hepatocelular depende de lo avanzado que esté el cáncer. Se puede optar entre las siguientes medidas terapéuticas:
  • Cirugía para extirpar el tumo
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Ablación por microondas, etanol o frío extremo
  • Trasplante de hígado en casos extremos que no sea posible o efectiva ninguna otra terapia
Cuando no hay ninguna posibilidad terapéutica eficaz, el tratamiento se enfoca de modo paliativo, para mejorar la calidad de vida del paciente.

Carcinoma hepatocelular: Prevención

La prevención del carcinoma hepatocelular se basa en:
  • Prevenir y tratar las hepatitis víricas, por ejemplo, la vacuna de la hepatitis B en la infancia.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol
  • Tratamiento de las enfermedades como la hemocromatosis.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR