Cáncer de próstata: Diagnóstico

Diagnóstico

El tacto rectal es el principal método de diagnóstico consistente en un examen del recto mediante el que el médico introduce un dedo dentro de un guante lubricado para palpar la próstata a través de la pared rectal en busca de alguna anormalidad. La próstata se sitúa delante del recto y la mayoría de los cánceres de este tipo comienzan por la parte posterior de la glándula, por lo que se puede diagnosticar en un tacto rectal.

La determinación de los niveles en sangre de PSA es una prueba médica que mide las concentraciones de este marcador en sangre. Se trata de una sustancia producida por la próstata que se puede encontrar en mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de próstata.

Otro método de diagnostico consistiría en realizar una ecografía transrectal que consiste en insertar una sonda, del tamaño de un dedo aproximadamente, por el recto para examinar la próstata. La función de la sonda consiste en emitir ondas sonoras en el recto que rebotan en la próstata para crear ecos que capta la propia sonda. A su vez, un ordenador convierte el patrón de ecos en una imagen blanca y negra de la próstata. Esta prueba es indolora y no se utiliza como prueba de detección de cáncer precoz ya que se utiliza con mayor frecuencia durante la biopsia prostática para guiar a las agujas de la biopsia al área deseada de la próstata.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR