Cáncer de piel: Prevención

Prevención

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común. Para reducir las cifras de afectados por cáncer de piel, es importante seguir unas pautas de prevención que son sencillas: protegerse de los rayos ultravioletas, ya que las exposición excesiva a los UV es la causa de la mayor parte de los cáncer de piel. La mayor parte de esta exposición procede de la luz solar, pero cierta cantidad puede proceder de fuentes creadas por el hombre, tales como el solarium.

A la hora de protegerse del sol hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

- Cuidar a los más pequeños: En la exposición al sol, los niños son los más vulnerables. Los expertos recomiendan no exponer a los bebés a los rayos solares hasta, al menos, los seis meses de edad.

- Evitar la exposición del sol a determinadas horas. Entre las 12.00 y las 16.00 horas, los rayos UV son más peligrosos y las posibilidades de contraer un cáncer de piel, más elevadas. Hay que tener cuidado no solo al tomar el sol, pasear, caminar, hacer deporte al aire libre durante este horario también es arriesgado.

- Poner y repooner la crema solar. Es recomendable usar una crema solar de alta protección, ponersela media hora antes de la exposición y reponerla cada hora y media.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR