Cáncer de páncreas

¿Qué es?

El cáncer de páncreas es una enfermedad en la que se produce un crecimiento anormal de células malignas en el interior de los tejidos del páncreas.

Hay diferentes tipos de cáncer de páncreas. Cada tipo depende de la célula a partir de la cual se desarrolle el cáncer. Por ejemplo:

– Adenocarcinoma, que es el tipo más común de cáncer pancreático.

– Glucagonoma.

– Insulinoma.

– Tumor de las células de los islotes.

– Vipoma.

El páncreas es un órgano del sistema digestivo que produce jugos que ayudan en la digestión de los alimentos, y también produce hormonas como la insulina y el glucagón que regulan el metabolismo de los carbohidratos.

Está situado detrás del estómago, delante de la parte superior de los riñones y glándulas suprarrenales, a la altura de las dos primeras vértebras lumbares y en estrecha relación con el duodeno del intestino delgado.

Al ser un órgano situado en la profundidad del abdomen es muy difícil palpar en una exploración y palpación abdominal.

Causas

La causa del cáncer de páncreas no es conocida con exactitud. Existen una serie factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer cáncer de páncreas. Por ejemplo:
  • Tabaquismo
  • Sobrepeso y obesidad
  • Tener antecedentes de diabetes o pancreatitis crónica.
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de páncreas o de pancreatitis.
  • Padecer algún trastorno hereditario, como: síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 1, cáncer de colon sin poliposis hereditario, síndrome de von Hippel-Lindau, síndrome de Peutz-Jeghers, síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario o síndrome de melanoma familiar atípico con molas múltiples.

Cáncer de páncreas: Síntomas

Los síntomas del cáncer de páncreas pueden pasar desapercibidos al inicio sin presentar ningún síntoma. Por este motivo es frecuente que el cáncer se encuentre en estado avanzado cuando se descubre. Los síntomas más habitualdes de cáncer de páncreas incluyen:
  • Diarrea.
  • Náuseas y vómitos.
  • Orina oscura.
  • Heces de color arcilla.
  • Aumento repentino del nivel de azúcar en la sangre (diabetes).
  • Ictericia (un color amarillo en la piel, de las membranas mucosas o las escleróticas de los ojos) y picor en la piel.
  • Inapetencia y pérdida de peso.
  • Fatiga y debilidad.
  • Dolor o molestias en la parte superior del abdomen.

Cáncer de páncreas: Diagnóstico

El diagóstico de cáncer de páncreas se establece a partir de los síntomas y signos de la exploración y entrevista clínica, así como los antecedentes y la historia personal. En algunas ocasiones, sí es posible palpar una masa en el abdomen que hace sospechar la aparición del cáncer o, por lo menos, la necesidad de estudiar el origen de esa tumoración. Entre las pruebas complementarias que se pueden solicitar se incluyen: - Análisis de sangre completo. - Tomografía axial computarizada (TAC) abdominal. - Resonancia magnética del abdomen. - Ecografía endoscópica. - Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica. El diagnóstico de confirmación del cáncer pancreático se obtiene a partir de una biopsia pancreática. Además del diagnóstico es necesario realizar un estudio de extensión o estadificación para valorar la diseminación del cáncer dentro y fuera del páncreas. Con la estadificación es posible orientar el tratamiento adecuado para cada caso y plantear un posible pronóstico.

Cáncer de páncreas: Tratamiento

El tratamiento del cáncer de páncreas de tipo adenocarcinoma depende del estado del tumor, que se define en el estudio de estadificación. Las posibles opciones de tratamiento incluyen alguno de los siguientes terapias o una combinación: cirugía, quimioterapia o radioterapia. Cuando el cáncer está demasiado avanzado, el tratamiento se basa en el control del dolor y de las alteraciones secundarias que produce para paliar los síntomas y lograr una mejor calidad de vida.

Cáncer de páncreas: Prevención

La prevención del cáncer de páncreas incluyen las medidas que eviten los factores de riesgo descritos anteriormente y que se puedan modificar con el estilo de vida saludable. Por ejemplo: - Evitar el tabaquismo. - Mantener una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales. - Realizar ejercicio con regularidad. - Mantener un peso óptimo para la edad y el sexo.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR