Cáncer de esófago: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de cáncer de esófago se realiza a partir de la historia clínica, la exploración física y las pruebas de imagen que permiten identificar el tumor y su localización, por ejemplo, una radiografía de tórax y abdomen con contraste, una endoscopia digestiva alga o esofagoscopia, que además permite una biopsia de las paredes del esófago enfermas.

Una vez diagnosticado el cáncer de esófago se añaden otras pruebas para comprobar la extensión del tumor y definir el estadio en el que se encuentra. Estas pruebas pueden ser: ecografía por endoscopia, TAC, resonancia magnética, tomografía por emisión de positrones (PET), tubo de endoscopia en el abdomen (laparoscopia) o en el tórax (toracoscopia).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR