Cáncer de colon: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del cáncer colorrectal se realiza mediante la historia clínica, la exploración física y determinadas pruebas complementarias.

La detección precoz del cáncer de colon y recto es fundamental para detectar la enfermedad tan pronto como sea posible en una etapa inicial o antes de que presente ningún síntoma. La prueba que se denomina screening o prueba de detección precoz es una análisis de las heces en busca de sangre oculta en su interior.

Otras pruebas complementarias tanto para el diagnóstico como para el estudio de extensión son:

  • los análisis de sangre, que además contengan marcadores tumorales y pruebas de la función del hígado;
  • las pruebas de imagen como la tomografía axial computarizada o la resonancia magnética de abdomen, así como otras radiografías, enema opaco (radiografía con un contraste que dibuja el interior del colon);
  • también la colonoscopia es una de las pruebas más habituales pues permite visualizar la tumoración y obtener una muestra para su estudio de anatomía patológica.

También son útiles otras pruebas para determinar si existen metástasis del cáncer de colon: la ecografía abdominal, la tomografía por emisión e positrones (PET) o la gammagrafía ósea.

En ocasiones es necesaria una  laparoscopia, es decir la introducción en la cavidad abdominal de unos tubos de endoscopia con luz y cámara que permiten visualizar el interior del abdomen para comprobar la extensión y afectación del tumor.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR