Campilobacteriosis

¿Qué es?

La infección por Campylobacter (campilobacteriosis) es una zoonosis, o lo que es lo mismo, una enfermedad que se transmite de animales a personas, sobre todo de animales domésticos y de granja.

La campilobacteriosis se define como una inflamación del intestino (enteritis) causada por bacterias del género Campylobacter.

Causas

Las causas de la campilobacteriosis son bacterias del género Campylobacter que se transmiten de los animales a las personas. El hábitat natural suelen ser animales salvajes, mamíferos, pájaros, animales domésticos o de granja. Cuando estos patógenos entran en el intestino de los humanos son capaces de proliferar y dañar la mucosa intestinal produciendo diarrea. Se conocen más de 20 especies de Campylobacter. La causa más frecuente de infección por Campylobacter en Europa y en otros países industrializados es la especie Campylobacter jejuni. Otros patógenos de la campilobacteriosis que afectan a las personas son Campylobacter coli y Campylobacter lari. Es raro que se produzca una infección causada por Campylobacter fetus, pero además de la inflamación del intestino (enteritis), también puede provocar otros síntomas graves. Cuando las personas se contagian con esta bacteria, su sistema inmunológico suele estar debilitado por otras patologías de base como VIH, tumores, cirrosis hepática, alcoholismo…

Campilobacteriosis: Síntomas

La campilobacteriosis suele manifestarse en una primera fase inicial como sensación de malestar general, cefalea y fiebre elevada. También es frecuente la aparición de vómitos intensos. Lo normal es que a las 24-48 horas de la aparición de estos síntomas se continúe con inflamación del intestino dando intensos dolores de estómago en forma de cólico y diarrea en torno a 20 deposiciones al día, que suelen ser acuosas y pueden tener moco y sangre. La duración media de una infección por Campylobacter suele durar una semana aproximadamente, aunque en los casos graves los síntomas de la campilobacteriosis pueden durar hasta ocho semanas.

Campilobacteriosis: Diagnóstico

La campilobacteriosis se diagnostica mediante la detección de las bacterias desencadenantes en las muestras de heces o de sangre.

Campilobacteriosis: Tratamiento

El tratamiento de la infección por Campylobacter es sobre todo sintomático ya que esta enfermedad suele curarse sola, por lo que los esfuerzos iniciales será el control de los síntomas. Por lo tanto uno de los objetivos es hidratar para contrarrestar la pérdida de líquidos y sales. Si la campilobacteriosis evoluciona de forma grave como con fiebre elevada mantenida o productos patológicos en las heces, puede ser necesario un tratamiento con antibiótico. Entre los antibióticos que se emplean para la infección por Campylobacter estarían eritromicina, ciprofloxacino y los aminoglucósidos. Si se sospecha infección por Campylobacter fetus se aconseja iniciar tratamiento sin esperar los resultados de los patógenes en las heces o la sangre ya que este patógeno puede tener mayores tasas de complicaciones.

Campilobacteriosis: Prevención

Para prevenir la campilobacteriosis se deben seguir una serie de medidas higiénicas suficientes. Es muy importante lavarse frecuentemente las manos con jabón. Hay que procurar trabajar de forma limpia e higiénica mientras manipulamos la comida, no beber agua contaminada y no consumir alimentos que hayan estado en contacto con patógenos sin que hayan sido tratados o cocinados. Las medidas preventivas también son importantes en caso de enfermedad. Tan pronto como aparezcan los síntomas de la infección por Campylobacter es importante quedarse en casa. Aquí también es importante tomar medidas higiénicas suficientes, sobre todo con el cuidado de los niños. Incluso si la campilobacteriosis remite, y sobre todo en caso de evoluciones graves de la enfermedad, aún pueden eliminarse los patógenos a través de las heces durante algunas semanas y contagiar así a otras personas.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR