Calcifilaxis: Diagnóstico

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la calcifilaxis el mejor método sería la realización de una gammagrafía ósea en la que se produce un aumento en la captación del contraste, debido a las placas calcificadas.

El diagnóstico se complementa con una biopsia de la piel lesionada para su estudio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!