Bulimia: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de bulimia no es sencillo. Algunas conductas fuera de lo común para la persona pueden hacer sospechar, como por ejemplo:

  • Ir al baño de manera regular inmediatamente después de las comidas.
  • Pasar mucho tiempo haciendo ejercicio.
  • Consumir repentinamente grandes cantidades de alimentos
  • Comprar grandes cantidades de alimentos que desaparecen de inmediato.
  • Descubrir el uso de laxantes, pastillas para adelgazar, fármacos que causan el vómito o diuréticos.

Algunos signos en la exploración físca también pueden inducir la sospecha diagnóstica:

  • Alteraciones dentales: caries dental, gingivitis o erosión del esmalte dental por el contacto excesivo y repetido con el ácido del vómito.
  • Pequeños cortes o callosidades a en los dedos debido al roce con los dientes al povocar el vómito.
  • Sequedad de boca
  • Pequeñs manchas rojas en forma de puntitos en la piel de la cara o alrededor de los ojos correspondientes a la rotura de pequeños capilares sanguíneos por el esfuerzo al vomitar
  • Apariencia similar a una bolsa en las mejillas
  • Salpullidos y granos
  • Los análisis de sangre pueden mostrar un desequilibrio electrolítico, por ejemplo un bajo nivel de potasio o deshidratación.

Finalmente el diagnóstico definitivo se establece a través de la entrevista clínica y psicológica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!