Bronquiolitis obliterante: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la bronquiolitis obliterante se realiza a partir de la historia clínica, exploración física, con un detenimiento especial en la auscultación pulmonar, y pruebas complementarias.

Las pruebas que se pueden incluir en el estudio diagnóstico son: radiografía de tórax, tomografía axial computarizada (TAC) torácica, espirometría y broncoscopia con lavado broncoalveolar. No siempre se realizan todas las pruebas.

El diagnóstico definitivo se obtiene con una biopsia pulmonar, pero en ocasiones se puede llegar a la conclusión diagnóstica con el resto de estudios.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR