Bradicardia fetal: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la bradicardia fetal se basa en el seguimiento estricto del bienestar fetal, con pronta finalización del embarazo en caso de detectar signos ecográficos y/o ecocardiográficos de insuficiencia cardíaca o sufrimiento fetal agudo.

La bradicardia fetal es generalmente bien tolerada excepto en los casos de cardiopatía estructural, enfermedades sistémicas o insuficiencia placentaria. Por ello, se recomienda:

- Conducta expectante.

- Baja monitorización estricta.

- Indicar la finalización de la gestación ante los signos anteriormente citados.

- Reestablecer el ritmo cardíaco mediante la implantación de un marcapasos en el neonato.

En dos tercios de los casos precisan implantación de marcapasos al nacimiento.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!