Artrosis: Síntomas

Síntomas

Los síntomas de la artrosis son de comienzo lento y progresivo. Puede comenzar con dolor en las articulaciones después de hacer ejercicio o un esfuerzo físico.

Aunque la artrosis puede afectar a cualquier articulación, ocurre de forma más frecuente en la columna vertebral, en las manos, las caderas o las rodillas.

En general  las articulaciones se vuelven más rígidas y difíciles de mover con el tiempo. Incluso se puede notar un sonido de fricción o crujidos al mover la articulación.

Es habitual sentir rigidez matutina, es decir, dolor y la rigidez justo al despertarse por la mañana. Esta rigidez mejora  en unos 30 minutos o menos, cuando la articulación se ‘calienta’; aunque si la articulación está inflamada puede durar más. Durante el día, el dolor puede empeorar con la actividad y mejorar con el reposo. En las situaciones de mayor gravedad el dolor no mejora ni con el descanso diurno ni nocturno.

Algunas personas pueden no tener ningún síntoma.

La artrosis de los dedos pulgares se denomina rizartrosis. Pueden aparecer pequeños nódulos duros en los huesos de las articulaciones de los dedos:

  • Nódulos de Heberden, en las articulaciones interfalángicas distales de las manos
  • Nódulos de Bouchard si están en la parte proximal. Los dedos se pueden hinchar, ponerse rígidos y torcerse.

La artrosis en las rodillas se llama gonartrosis. Las rodillas se perciben rígidas, hinchadas y doloridas. La persona tiene dificultad para caminar, subir escaleras, sentarse y levantarse del asiento. Incluso si es una artosis avanzada que no recibe tratamiento puede conllevar un grado de discapacidad.

La artrosis en las caderas se llama coxartrosis. Puede causar dolor, rigidez e incapacidad grave. El dolor se percibe en las caderas, en las ingles, en la parte interior de los muslos o en las rodillas. Puede limitar mucho los movimientos, como el andar, sentarse o agacharse, por lo que limita  las actividades de la vida diaria como vestirse o calzarse.

La artrosis en la columna lumbar se llama lumboartrosis y en la columna cervical se llama cervicoartrosis. La persona presenta rigidez y dolor en el cuello o en la parte de abajo de la espalda. Puede causar debilidad o sensación de adormecimiento en los brazos o en las piernas, con deterioro de las funciones de las extremidades.

La artrosis erosiva se caracteriza por episodios agudos de inflamación y graves deformidades. Afecta fundamentalmente a las articulaciones interfalángicas de las manos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR