Artritis séptica: Causas

Causas

La causa de la artritis séptica es principalmente la presencia de una infección producida por bacterias u otros microorganismos patógenos en la articulación.

La forma más frecuente de propagación de estos agentes infecciosos hacia la articulación es a través del torrente sanguíneo. Pero también se puede infectar de forma directa por la cercanía con una lesión o después de una cirugía.

Hay algunas formas menos comunes  de artritis séptica que se presentan de forma más prolongada o crónica y son causadas por  la bacteria de la tuberculosis, Mycobacterium tuberculosis, y por el hongo Candida albicans.

Existen una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer artritis séptica:

  • Tener implantada una articulación artificial.
  • Padecer una infección bacteriana en alguna parte del cuerpo.
  • Presentar alguna  enfermedad crónica. Por ejemplo: diabetes, artritis reumatoidea o drepnocitosis.
  • Consumo de drogas por vía parenteral (intravenosa o inyección intramuscular).
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Traumatismo, cirugía o artroscopia reciente en una articulación.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!