Arteriosclerosis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la arteriosclerosis se realiza en base a los antecedentes de la persona, su historia clínica y exploración física, así como las pruebas complementarias que demuestren la alteración. Diferentes especialidades médicas pueden estar implicadas según el territorio vascular en el que se produzcan los síntomas o enfermedades derivadas de la arteriosclerosis. Por ejemplo: cardiología, neurología o nefrología.

Las pruebas complementarias pueden incluir:

- Análisis de sangre, para definir niveles de ciertos tipos de grasa, colesterol o azúcar en sangre.

- Electrocardiograma, radiografía de tórax, ecocardiograía, prueba de esfuerzo para valorar signos de daño en la función del corazón.

- Índice tobillo-brazo, para comparar la presión arterial en las extremidades y valorar la posibilidad de sufrir enfermedad arterial periférica.

- Tomograía axial computarizada (TAC), resonancia magnética, o tomografía por emisión de positrones (PET) de la región del cuerpo que se sospeche que está afectada: tórax, abdomen, extremidades, sistema nervioso central…

- Angiografía, para estudiar los vasos sanguíneos mediante un contraste intravenoso

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR