Arteriosclerosis: Causas

Causas

La causa de la asteriosclerosis no se conoce de forma definitiva. Sí se conoce con detalle el modo en que se genera la formación de las placas de ateroma en las paredes de las arterias en cualquier parte del cuerpo.

Una placa de ateroma está formada por grasa, colesterol, calcio y otras sustancias presentes en la sangre. Tiene una consistencia pegajosa. Esta placa se inicia a partir de una alteración o daño en el revestimiento interior de la pared arterial (endotelio), que produce la liberación de sustancias que atraen a las células defensivas (leucocitos, concretamente a los monocitos), iniciándose un proceso de inflamación local. A partir de esta alteración inicial se van adheriendo partículas de grasa, sobre todo, las lipoproteínas de baja densidad (LDL), más conocidas como ‘colesterol malo’. Esta grasa, que se acumula en la pared de la arteria, forma el núcleo de la placa de ateroma sobre el que se van añadiendo otras sustancias como colágeno, calcio, etc.

Con el tiempo la placa de ateroma puede ir remodelándose, creciendo y llegar a obstruir o estrechar el interior de la arteria.

Existe una serie de factores de riesgo que implican mayor probabilidad de sufrir la enfermedad:

- Edad

- Antecedentes familiares

- Falta de actividad física

- Alimentación no equilibrada con consumo abundante de grasas

- Tabaquismo

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR