Apnea del sueño: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la apnea del sueño se plantea a partir de la historia clínica de la persona y la exloración física. Son importantes los datos sobre los hábitos de sueño y las observaciones de la pareja o la familia.

El diagnóstico definitivo requiere un estudio del sueño con pruebas como una polisomnografía, que incluye la medición de las funciones vitales (frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, tensión arterial, niveles de oxígeno en la sangre, movimientos musculares, movimientos de los ojos, flujo de aire inspirado e espirado, ondas cerebrales con un electroencefalograma).

También son necesarias pruebas de gasometría arterial, electrocardiograma, ecocardiograma y análisis de sangre con valores de hormonas tiroideas.

Mejorar el diagnóstico de la Apnea del sueño

Por otro lado, el infradiagnóstico de la apnea es uno de los temas fundamentales. Por este motivo la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) realiza tareas para sensibilizar y concienciar a la población y a los profesionales sanitarios de la importancia de esta enfermedad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!