Aortitis: Causas

Causas

Las causas de aortitis pueden clasificarse en tres grupos:

  • Aortitis infecciosas: son poco frecuentes. Pueden ocurrir de forma espontánea al desprenderse un émbolo séptico de una endocarditis (infección en el interior del corazón) o por otros focos, o también después de una intervención quirúrgica para colocar un injerto o una prótesis vascular. En general, hay ciertos trastornos o circunstancias que predisponen a una aortitis infecciosa, como las prótesis vasculares, coartación de la aorta, necrosis quística, arteriosclerosis, etc. Los agentes infecciosos más frecuentes en esta aoritis son: Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Salmonella sp., Escherichia coli y Proteus sp. También puede producirse por sífilis pero hoy en día es menos frecuente.
  • Aortitis secundarias a enfermedades del tejido conectivo: pueden relacionarse con la artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, artritis asociada a enfermedad inflamatoria intestinal o policondritis recidivante. El proceso inflamatorio afecta a la parte ascendete de la arteria aorta y también puede extenderse a los senos de Valsalva (dilataciones de la arteria aorta donde se originan las ramificaciones correspondientes a las arterias coronarias), válvula Mitral del corazón y músculo cardíaco (miocardio).
  • Vasculitis primarias: existen dos tipos: arteritis de Takayasu, cuya causa se desconoce aunque se apunta a que tiene relación con trastornos inmunitarios; arteritis de células gigantes o de la temporal, en la que ocurre una inflamación y estrechamiento de las arterias de la cabeza y las sienes.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR