Ansiedad: Síntomas

Síntomas

Las manifestaciones en forma de síntomas de la ansiedad pueden ser muy variadas y propias de cada paciente. Incluso un mismo paciente puede presentar ciertos síntomas predominantemente bajo ciertas circunstancias, y otro tipo de síntomas en otros momentos o situaciones que le provocan ansiedad.

La forma de manifestarse los síntomas puede afectar  con un elevado componente  físico, o bien en el plano psicológicos o de conducta. Es importante recordar que cualquiera de estos síntomas puede aparecer  de manera habitual y no patológica en cualquier persona y lo hacen como respuesta ante una situación concreta.  Cuando hay un trastorno de ansiedad, estas manifestaciones  provocan  un malestar significativo.

Manifestaciones  físicas o somáticas:

  • Digestivas: digestiones pesadas, náuseas, vómitos, estreñimiento (constipación), diarrea, retención de gases, eructos.
  • Neuromusculares: dolor de cabeza, sensación de acorchamiento, temblor, tensión o rigidez muscular.
  • Vegetativas: diaforesis (sudoración), sequedad de boca, inestabilidad, escalofríos o sofocaciones, sensación de atragantarse.
  • Cardiovasculares: palpitaciones, taquicardia (pulso acelerado), dolor torácico, sensación de opresión.
  • Respiratorias: dificultad para respirar, sensación de ahogo (disnea).
  • Genitourinarias: necesidad de ir frecuentemente a orinar, disfunción sexual.

Manifestaciones psicológicas o con  modificación de la conducta:

Dificultad de concentración, aparente  pérdida de memoria, sensación de desasosiego, preocupación, temor, miedo a perder el control, miedo a “volverse loco” o sensación de muerte inminente, irritabilidad, inquietud, conductas de evitación de determinadas situaciones, inhibición o bloqueo psicomotor, obsesiones o compulsiones, desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (sensación de estar separado de uno mismo).

Se habla de crisis de ansiedad completa cuando están presentes al menos cuatro  de los síntomas mencionados, de inicio brusco y alcanzan su máxima expresión  en los  primeros 10 minutos. En este contexto es muy frecuente la hiperventilación, por lo que se puede llegar a producir n sintomatología asociada a la misma como tetania (espasmos y contracturas) que, de no tratarse a tiempo, puede llevar al síncope.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!