Anoxia cerebral: Causas

Causas

La causa fundamental de la anoxia cerebral es la falta de llegada de oxígeno a los tejidos cerebrales a través de la sangre. Esta situación puede ocurrir por un paro cardiocirculatorio o un fallo respiratorio súbito aunque, en general, ambos suelen darse a la vez.

Las principales enfermedades que pueden producir situaciones de anoxia o hipoxia cerebral se clasifican según los mecanismos que ha producido la anoxia:

  • Anoxia isquémica: el oxígeno no llega al cerebro por una obstrucción del flujo de la sangre hacia el cerebro. Es la causa más frecuente. Incluye enfermedades como: ictus, parada cardiorrespiratoria, infarto de miocardio, arritmia ventricular, hipotensión extrema o estado de shock, hemorragia interna o externa.
  • Anoxia anóxica: se debe a una cantidad inadecuada de oxígeno en el aire que la persona respira. Por ejemplo: mal de altura en la práctica deportiva de alta montaña, ahogamiento por inmersión, atragantamiento o aspiración de vómito, estrangulación, obstrucciones de la vía aérea, asma severo, crisis anafiláctica, accidentes que se producen durante el proceso de la anestesia, enfermedades que paralizan los músculos respiratorios o enfermedades del sistema nervioso central (ciertas encelopatías de la infancia, epilepsia, o traumatismos cerebrales).
  • Anoxia anémica: el oxígeno al cerebro no llega en suficiente cantidad porque está descendido o alterado en la propia sangre por causa de una anemia severa.
  • Anoxia tóxica: hay sustancias que impiden el adecuado uso del oxígeno en el interior del sistema respiratorio y de los tejidos del sistema nervioso. Por ejemplo: onóxido de carbono, cianidas, narcóticos, alcohol, formaldehido, acetona, tolueno o algunos anestésicos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!