Anorgasmia: Prevención

Prevención

La prevención de la anorgasmia se basa en evitar los factores físicos que puedan convertirse en posibles causas. Por ejemplo: uso de drogas, determinados fármacos o mal control de enfermedades crónicas.

También es importante la comunicación adecuada y fluida entre la pareja sexual.

Además, es recomendable consultar con un especialista ante la sospecha de anorgasmia para poder abordar el trastorno lo antes posible.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR