Anorgasmia: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la anorgasmia es tanto clínico como psicológico, es decir, se basa en la historia del paciente, exploración física y entrevista psicológica. Para determinar que existe anorgasmia se deben cumplir una serie de criterios que están estipulados en los manuales de diagnóstico.

Puede ser necesario realizar algunas pruebas complementarias como análisis de sangre, ecografías o estudios de imagen por radiología para descartar las posibles causas orgánicas (físicas) que estén produciendo el trastorno.

También se pueden realizar estudios de exploración neurofisiológica que permiten medir determinados parámetros vasculares, nerviosos, etc. en relación a la respuesta sexual.

Otras herramientas de diagnóstico importantes son los cuestionarios o test psicológicos específicos para trastornos de la esfera sexual, junto con los autorregistros (anotarse uno mismo diferentes hechos que ocurren durante la relación sexual, para poder analizarlos posteriormente).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR