Anorexia: Prevención

Prevención

La prevención de la anorexia nerviosa no es siempre posible, pero algunas cuestiones pueden ser de utilidad, por ejemplo:

  • Desarrollar unos buenos hábitos alimentarios desde la infancia, facilitando la autorregulación de la saciedad en los bebés y niños pequeños, evitando forzar a comer más de lo que tienen hambre.
  • Fomentar el pensamiento posivito y el reconocer aquellas cosas que gustan del propio cuerpo, sin criticar la apariencia de otras personas ni la propia.
  • Evitar compararse con otras personas y valorar las propias cualidades
  • Evitar el aislamiento social
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!