Anisakidosis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de anisakidosis se sospecha ante los síntomas y la historia clínica con el antecedente de ingesta o contacto con un pescado sospechoso.

Las pruebas complementarias oportunas incluyen análisis de sangre, endoscopia digestiva que permita visualizar el parásito directamente, o bien por medio de biopsias de la pared del tubo digestivo.

También se pueden realizar pruebas cutáneas de alergia aunque no son muy específicas y pueden dar resultados positivos con otros parásitos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!