Anemia: Diagnóstico

Diagnóstico

Es evidente que al hablar de problemas de la sangre, una analítica es una de las formas que tienen los médicos para poder llegar a la conclusión de que se trata de anemia. Pero luego, el facultativo también tiene otras vías como, por ejemplo, explorar el corazón, los pulmones o el abdomen para sondear posibles alteraciones.

Si el análisis de sangre determina que el paciente tiene anemia, a partir de ahí se puede realizar otro tipo de análisis más específicos para saber la concentración de hierro en la sangre y en el organismo o para hacer un recuento de hematíes.

Si se determina que la pérdida de sangre se origina por un sangrado interior, por ejemplo en el sistema digestivo, el médico también puede ordenar un análisis de las heces del paciente.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR