Anemia perniciosa: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la anemia perniciosa tiene por objetivo aumentar los niveles de vitamina B12 en la sangre y el organismo.

Consiste en una inyección de vitamina B12 una vez al mes. Las personas con niveles muy bajos de vitamina B12 pueden necesitar más inyecciones al principio. En algunos casos también será necesario tomar suplementos de vitamina B12 por vía oral.

Además, se deben consumir los alimentos que son fuentes adecuadas y seguras de vitamina B12.

En general, el pronóstico es favorable con tratamiento, pero es importante comenzar el tratamiento lo antes posible ya que el daño neurológico puede ser permanente si el tratamiento no se inicia dentro de los 6 meses a partir del inicio de los síntomas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!