Anemia perniciosa

¿Qué es?

La anemia perniciosa es un tipo de anemia por déficit de vitamina B12 por una alteración en el sistema digestivo.

La anemia en general consiste en una  disminución de los glóbulos rojos en la sangre y, por tanto, el oxígeno y los nutrientes no llegan de forma adecuada a los diferentes órganos y tejidos corporales. Hay muchos tipos de anemia.

La anemia perniciosa es un tipo de anemia megaloblástica, es decir, que los glóbulos rojos están aumentados de tamaño de forma anómala.

En los adultos la anemia perniciosa puede manifestarse hasta después los 30 años y el promedio de edad del diagnóstico son los 60 años.

Causas

La causa de la anemia perniciosa es una deficiencia de vitamina B12 en el organismo. La vitamina B12 es indispensable para producir glóbulos rojos de la sangre. Esta vitamina se obtiene de los alimentos que no son de origen vegetal, como los huevos, productos lácteos, carnes (de aves o de res), etc. También se puede tomar como suplemento nutricional en algunos casos. Pero para que la vitamina B12 sea adecuadamente absorbida por el sistema digestivo necesita la acción de una proteína, llamada factor intrínseco (FI). El factor intrínseco se secreta en el estómago por unas células especializadas de la pared interior gástrica que se llaman células parietales. Cuando el estómago no produce suficiente factor intrínseco, el intestino no puede absorber la vitamina B12 de forma adecuada. Las causas más comunes del déficit de absorción de la vitamina B12 en la anemia perniciosa son:
  • Gastritis atrófica o debilitamiento del revestimiento del estómago.
  • Enfermedad autoinmunitaria en la que los anticuerpos atacan a la proteína del factor intrínseco o a las células parietales del estómago que lo producen.
  • Anemia pernicioa congénita de causa genética (herencia de padres a hijos) en raras ocasiones
Existen una serie de factores de riesgo que hacen a la persona más propensa a padecer anemia perniciosa:
  • Tener antecedentes familiares con anemia perniciosa conocida.
  • Personas de etnia escandinava o nórdica.
  • Algunas enfermedades como:
  • Enfermedad de Addison
  • Tiroiditis crónica
  • Enfermedad de Graves
  • Hipoparatiroidismo
  • Hipopituitarismo
  • Miastenia grave
  • Amenorrea secundaria
  • Diabetes tipo 1
  • Disfunción testicular
  • Vitiligo

Anemia perniciosa: Síntomas

Los síntomas de la anemia perniciosa pueden ser:
  • Fatiga, falta de energía.
  • Mareo al estar de pie o hacer esfuerzo.
  • Falta de apetito.
  • Piel pálida.
  • Alteraciones del ritmo deposicional: diarrea o estreñimiento.
  • Problemas de concentración.
  • Dificultad para respirar, sobre todo durante el ejercicio.
  • Deseo de comer hielo u otras cosas no comestibles.
  • Inflamación y enrojecimiento de la lengua o encías que sangran.
Cuando el déficit de vitamina B12 ocurre durante un largo período de tiempo, pueden ocurrir daños en el sistema nervioso. Por ejemplo: confusión, depresión, pérdida del equilibrio, entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies. También es posible que algunas personas no presenten ningún síntoma.

Anemia perniciosa: Diagnóstico

El diagnóstico de la anemia perniciosa se basa en la historia clinica y la exploración física. Las pruebas complementarias que se pueden realizar para confirmar la enfermedad son:
  • Análisis de sangre con determinación de los glóbulos rojos, su tamaño y las formas inmaduras, así como los niveles de vitamina B12 y de anticuerpos contra las células parietales del estómago o contra el fator intrínseco; también ciertos enzimas y sustancias específicas (deshidrogenasa làctica y ácido metilmalónico).
  • Test de Schilling o examen de absorción de vitamina B12 en casos seleccionados
  • Biopsia de médula ósea en casos seleccionados.

Anemia perniciosa: Tratamiento

El tratamiento de la anemia perniciosa tiene por objetivo aumentar los niveles de vitamina B12 en la sangre y el organismo. Consiste en una inyección de vitamina B12 una vez al mes. Las personas con niveles muy bajos de vitamina B12 pueden necesitar más inyecciones al principio. En algunos casos también será necesario tomar suplementos de vitamina B12 por vía oral. Además, se deben consumir los alimentos que son fuentes adecuadas y seguras de vitamina B12. En general, el pronóstico es favorable con tratamiento, pero es importante comenzar el tratamiento lo antes posible ya que el daño neurológico puede ser permanente si el tratamiento no se inicia dentro de los 6 meses a partir del inicio de los síntomas.

Anemia perniciosa: Prevención

No existe un modo de prevención de la anemia perniciosa. De todos modos, la detección precoz y el tratamiento oportuno a tiempo pueden ayudar a prevenir las posibles complicaciones.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR