Anemia de Fanconi: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la anemia de Fanconi depende de la gravedad en la afectación de la persona. Por ejemplo: quienes tienen alteradas las células sanguíneas de forma leve o moderada puede que no necesiten transfusión de sangre, sino solo control regular y conducta expectante. Es importante el control regular para detectar de forma precoz la aparición de otros cánceres, leucemia, cánceres de la cabeza, el cuello o el aparato urinario.

Se pueden utilizar medicamentos, llamados factores de crecimiento (como la eritropoyetina, G-CSF y GM-CSF), para mejorar los resultados de los análisis de sangre y, por tanto, la producción de células de la sangre, durante un corto tiempo.

La principal medida terapéutica que puede curar las alteraciones de las células en la sangre es un trasplante de médula ósea. Las personas que han tenido un trasplante de médula ósea exitoso seguirán requiriendo  controles médicos regulares debido al riesgo de padecer otros cánceres.

Las personas que no pueden tener un donante de médula compatible, se deben tratar con hormonoterapia combinada con dosis bajas de esteroides.

Otros tratamientos adicionales pueden ser: antibióticos para tratar las infecciones, transfusiones de sangre, etc.

Las mujeres que presenten anemia de Fanconi y están embarazadas requieren a menudo transfusiones durante todo el embarazo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR