Amputación traumática: Tratamiento

Tratamiento

Ante una lesión en la que se puede haber producido una amputación parcial o completa hay que seguir una serie de pasos:

  • Calmar al paciente
  • Controlar la hemorragia: para ello lo mejor será aplicar presión directa sobre la herida con un trapo limpio y elevar el miembro lesionado para que le llegue menos sangre
  • En el caso de que haya una amputación completa hay que guardar la parte del cuerpo que se haya despegado y envolverla en un trozo de tela limpio, en una bolsa de plástico y sumergirla en agua fría. Hay que evitar meter directamente el trozo amputado en hielo ya que se congelaría. Lo ideal es usar una bolsa de plástico que haga de aislante.
  • Acudir al médico. En ocasiones puede que exista la posibilidad de solucionar en quirófano la lesión y realizar algún tipo de unión

Hay que destacar que el desenlace final para una persona amputada depende en gran medida de los cuidados previos a su llegada al Hospital por lo que es muy importante actuar de manera correcta

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!