Adenoma de paratiroides

¿Qué es?

El adenoma de paratiroides es un tumor benigno no cancerígeno de las glándulas paratiroides. Las glándulas paratiroides están situadas en el cuello, junto a la parte posterior de la glándula tiroides. La hormona que producen se llama hormona paratiroidea o PTH. Su función hormonal ayuda a controlar el metabolismo del calcio por parte del cuerpo, es decir, su uso y eliminación, de modo que regula los niveles de calcio, fósforo y vitamina D en la sangre para el adecuado funcionamiento del tejido de los huesos.

Causas

Las causas del adenoma de paratiroides pueden ser:
  • Alteración genética.
  • Antecedentes de radiación en la zona del cuello o la cabeza
  • Uso prolongado del medicamento litio.
Tienen más riesgo de padecer un adenoma de paratiroides las mujeres mayores de 60 años.

Adenoma de paratiroides: Síntomas

El adenoma de paratiroides puede pasar desapercibido y no presentar síntomas (asintomático) hasta que se descubre al realizar un análisis de sangre por otro motivo. En general un adenoma de paratiroides produce una actividad aumentada de la producción de hormonas paratidoides, es decir, un hiperparatiroidismo. Los síntomas de este hiperparatiroidismo son:
  • Sensación de falta de energía
  • Dolor muscular
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Disminución del apetito
  • Micción más frecuente durante la noche
  • Huesos frágiles con mayor riesgo de fracturas
  • Confusión

Adenoma de paratiroides: Diagnóstico

El diagnóstico del adenoma de paratiroides se puede sospechar a través de la historia clínica y la exploración física, y se confirma mediante pruebas complementarias como las siguientes:
  • Análisis de sangre: que permite verificar unos niveles elevados de calcio en sangre, también estará elevada la hormona paratiroidea, y en cambio lo niveles de fósforo y vitamina D están descendidos.
  • Análisis de orina en 24h dará como resultado un aumento del calcio excretado en la orina.
  • Densitometría ósea
  • Ecografía del cuello
  • Resonancia magnética del cuello
  • Gammagrafía del cuello con el contraste llamado sestamibi que es captado por las glándulas paratiroides
  • Estudio de los riñones mediante radiografía, ecografía o tomografía computarizada (TAC)

Adenoma de paratiroides: Tratamiento

El tratamiento del adenoma de paratiroides más habitual es la cirugía para extirpar la tumoración. En algunos casos leves se puede optar a un tratamiento conservador sin operación y seguir controles regulares de la función y crecimiento de las glándulas para detectar la posible progresión de la enfermedad. Suele ser necesario tomar medicación con suplementos de calcio y vitamina D.

Adenoma de paratiroides: Prevención

La prevención del adenoma de paratiroides se basa en reducir o evitar, si es posible, los factores de riesgo que se relacionan con su aparición como la radiación sobre el cuello o el uso prolongado de litio.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR