Ictus: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del ictus por parte de los facultativos médicos se realiza teniendo en cuenta los síntomas de esta patología. Una vez que se han revisado estas señales de alarma, el médico realiza una exploración física que puede incluir la realización de un Electro Cardiograma.

El examen físico inicial ante un paciente con sospecha de ictus se compone de la valoración de las funciones vitales, como es la función respiratoria, el ritmo cardíaco, la temperatura, la glucemia y la saturación de oxígeno. Además, se realiza una exploración neurológica que incluye la valoración de funciones mentales, lenguaje, pares craneales, desviación oculocefálica, déficits motores, sensitivos , signos meníngeos y alteraciones cerebelosas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!