Accidente isquémico transitorio: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de un accidente isquémico transitorio (AIT) es ante todo lograr que no se repitan nuevos episodios de AIT o que no tengan lugar otros accidentes cerebrovasculares de mayor complicación. Para ello se prescriben fármacos que permitan que la sangre circule de forma fluida y no se generen coágulos o trombos en el interior de las arterias, por ejemplo los medicamentos de tipo antiagregantes plaquetarios como el ácido acetilsalicílico o anticoagulantes orales.

También se deben controlar las enfermedades que suponen un claro factor de riesgo.

El tratamiento de las causas como obstrucciones o estrechamientos de alguna arteria se tratan quirúrgicamente con angioplastia o cirugía; también la arritmica cardíaca por fibrilación auricular se trata con antiarrítmicos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!