Accidente isquémico transitorio: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de un accidente isquémico transitorio (AIT) es ante todo lograr que no se repitan nuevos episodios de AIT o que no tengan lugar otros accidentes cerebrovasculares de mayor complicación. Para ello se prescriben fármacos que permitan que la sangre circule de forma fluida y no se generen coágulos o trombos en el interior de las arterias, por ejemplo los medicamentos de tipo antiagregantes plaquetarios como el ácido acetilsalicílico o anticoagulantes orales.

También se deben controlar las enfermedades que suponen un claro factor de riesgo.

El tratamiento de las causas como obstrucciones o estrechamientos de alguna arteria se tratan quirúrgicamente con angioplastia o cirugía; también la arritmica cardíaca por fibrilación auricular se trata con antiarrítmicos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR