Accidente isquémico transitorio: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de un accidente isquémico transitorio (AIT) se realiza en gran medida basándose en la historia clínica que refiere el paciente, ya que en muchas ocasiones, no se pueden encontrar síntomas en la exploración física por su corta duración o porque han finalizado antes de poder ser explorados.

El estudio diagnóstico deberá enfocarse a buscar las posibles causas del AIT, mediante la exploración y pruebas complementarias del corazón y el sistema circulatorio, el flujo sanguíneo cerebral y el propio cerebro. Así pues se pueden solicitar pruebas como:

  • Electrocardiograma
  • Ecocardiografía con Doppler
  • Tomografía axial computarizada (TAC) o resonancia magnética cerebral
  • Angiografía

Además del estudio de los factores de riesgo cerebrovascular.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!