Accidente isquémico transitorio: ¿Qué es?

¿Qué es?

Un accidente isquémico transitorio (AIT) es un tipo de accidente cerebrovascular o ictus que dura menos de 24 horas y se recupera de forma espontánea sin secuelas. Generalmente los síntomas de un AIT se recuperan entre 1 y 2 horas.

Que causa un accidente isquémico transitorio

Un accidente isquémico transitorio (AIT) ocurre debido a una interrupción del riego sanguíeno que llega al cerebro. Se trata de una interrupción reversible donde no se produce muerte del tejido cerebral, a diferencia de otros accidentes cerebrovasculares o ictus.

Este flujo de sangre al cerebro se puede interrumpir por diferentes causas como:

  • La presencia de un coágulo de sangre en una arteria del cerebro
  • El impacto en una arteria cerebral de un émbolo o coágulo de sangre que viaja por el torrente sanguíneo desde otro lugar de la circulación sanguínea, por ejemplo desde el corazón.
  • Una lesión en los vasos sanguíneos
  • Un estrechamiento (estenosis de un vaso sanguíneo que aporta sangre al cerebro.

Existen una serie de factores de riesgo para sufrir un accidente vascular cerebral en general:

Patologías relacionadas

Un accidente isquémico transitorio no es la única patología que afecta a la interrupción del riego sanguíeno, existen muchas más. En nuestros canales y reportajes dispones de la última información actualizada sobre enfermedades relacionadas con la interrupción del riego sanguíeno.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!