Absceso perianal

¿Qué es?

El absceso perianal es la acumulación de secreciones purulentas que se localizan en la zona perianal. La infección se manifiesta en la fase inicial al producirse una conexión anómala entre la la zona interna del ano y la piel que rodea la zona perianal.

La infección de las glándulas que rodean el ano secretan moco que es expulsado durante la defecación. Así el contacto entre las heces y las glándulas es lo que origina la infección y la formación del absceso.

Los abscesos perianales suelen ir acompañados, en una gran cantidad de casos, por fistulas que son conexiones que se originan en el interior del ano y terminan en el exterior de la zona anal y según su ubicación pueden ser:

  • Superficiales
  • Interesfinterianas
  • Transesfintérianas
  • Supraesfinterianas
  • Extraesfinterianas

Esta enfermedad del ano es bastante habitual en los hombre a partir de los 40 años. La patología es más frecuente en hombres que en mujeres en una proporción de 2 a 1. Los abscesos ano-rectales suelen ser subestimados por los pacientes que suelen asociarlos a hemorroides sintomáticas.

Patologías relacionadas

Existen otras enfermedades que están relacionadas con los Abscesos Perianales por que afectan a los mismos órganos. En nuestros canales y reportajes dispones de la última información actualizada sobre enfermedades relacionadas con los abscesos perianales.

Causas

El absceso perianal,en un alto porcentaje, se debe a una infección en algunas de las glándulas que se encuentran alrededor del ano. Los folículos pilosos y el vello en la zona pueden predisponer a su formación. Pero, en ocasiones, hay una causa que explica el absceso que no se asienta directamente sobre el ano, sino que está a otros niveles, como sería la enfermedad inflamatoria intestinal, ciertos tumores o la presencia de cuerpos extraños.

Absceso perianal: Síntomas

Un absceso perianal suele manifestarse con fiebre, escalofríos e intenso dolor, que impide sentarse y dificulta incluso algo tan simple como andar. A nivel perianal, aparecerá una tumoración de aspecto rojizo, caliente e inflamatorio que suele localizarse en el margen del ano. En fases avanzadas, sobre el absceso se puede formar una fístula por la que drena pus.

Absceso perianal: Diagnóstico

El diagnóstico del absceso perianal se basa en la simple aparición de los síntomas típicos del absceso, que se comprobará con un tacto rectal. En raras ocasiones hará falta profundizar con un estudio de imagen, ya sea un TAC o una ecografía endoscópica, para saber la extensión exacta. También se puede tomar un cultivo del material que drena del absceso para conocer el germen implicado.

Absceso perianal: Tratamiento

El tratamiento del absceso perianal se inicia tomando antibióticos, tanto por vía oral como en forma de pomadas. El calor puede ayudar a drenar el absceso. En caso de que no se reabsorba o dé mala evolución, hará falta un drenaje quirúrgico para evacuar el material purulento.

Absceso perianal: Prevención

Las medidas preventivas de los abscesos anales consisten en mantener una dieta rica en fibra que evite el estreñimiento. Además, se aconseja mantener una buena higiene anal. Se ha demostrado un aumento de abscesos perianales en casos de penetración anal, por lo que ante estas situaciones se recomienda la utilización de preservativos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR