Todo lo que tienes que saber sobre las carillas dentales

Canal: Salud Bucal
¿Qué son las carillas dentales? ¿Para que sirven? ¿Son una solución a tener en cuenta? ¿Dañan el diente? Nos lo explica todo el odontólogo Iván Malagón

Las carillas dentales son unas láminas muy finas que se adhieren a la superficie del diente. El odontólogo Iván Malagón explica que son una solución adecuada para suplir anomalías de color, es decir, cuando los dientes son muy oscuros o amarillentos, y no se puede solucionar con un blanqueamiento; o también para suplir anomalías de forma, cuando un diente es más pequeño o se ha roto, y añadiendo una carilla para que sea armónico con el conjunto.

Una de las cuestiones que preocupa a aquellos que están pensando ponerse unas carillas es si es irreversible o si tienen que tallar o limar los dientes. El odontólogo explica que hoy en día, ya no hay que modificar en nada los dientes en la colocación de unas carillas. “Se trata de que el profesional odontólogo tenga la pericia para conseguir que la carilla sea muy fina y aún así sea resistente a las cargas de la masticación”, dice Malagón. Antiguamente, las carillas sí exigían tallar un poco los dientes, porque eran de un material que no permitían hacerlas muy finas. “Si se hacían muy finas, se rompían con mucha facilidad”, explica.

Hoy en día, existen materiales de alta calidad que proporcionan una elevada resistencia a la tracción y a la presión siendo muy finas. Eso permite que no haya que tallar los dientes para su colocación y ofrecen un resultado estético y duradero.

El odontólogo recomienda informarse mucho sobre las distintas opciones de materiales disponibles para las carillas. El material más clásico son las carillas de porcelana, y, hoy por hoy, la mejor opción según Iván Malagón son las coronas de disilicato de litio o cerámicas feldespáticas, muy trabajadas en el laboratorio y que permiten un resultado óptico, en el que las carillas son inapreciables, que se mimetizan con los dientes.

Por último, Malagón señala que las carillas no son irreversibles. “La ventaja de no tener que tallar el diente, hace que cuando se quieran quitar no haya ningún problema”, dice.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Salud Bucal.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.