¿Qué es la pediatría respetuosa?

Canal: Pediatría
La pediatría respetuosa pasa por respetar las diferencias entre los niños y también las opiniones de los padres. Lo explica Jesús Garrido.

Todos los niños son diferentes, cada niño enferma y sana de una manera, y no todas las familias son iguales. Hay padres que prefieren ciertas opciones y otros que prefieren otras. Y eso, según explica el pediatra Jesús Garrido, “es algo que los pediatras tenemos que entender”. Se trata de la pediatría respetuosa. “Cuando hablamos de medicina, muchas veces pensamos inmediatamente en protocolos. Los protocolos son algo importante porque nos aclaran las ideas, nos habla de las distintas vías de respuesta frente al problema que nos encontramos”, dice Garrido, pero también añade que no todos los problemas que consultan los padres pueden resolverse siguiendo un protocolo.

Esto ocurre por ejemplo cuando hablamos de alimentación, de educación o sueño. “En estos casos no existe una solución única que sea la buena, esto depende del carácter del niño y de la forma en la que los padres prefieran hacer las cosas”, explica el pediatra. Y por eso, Garrido habla de pediatría respetuosa: “respetar los mecanismos que el propio niño tiene para adaptarse a los cambios que vive durante su desarrollo y también para adaptarse a cualquier cosa que le desafíe, como por ejemplo, una enfermedad”.

El consejo que da Jesús Garrido es pensar, antes de alterar esos mecanismos propios, si está justificado que se haga, porque el primer principio de la medicina es no hacer daño y no interferir con lo que hace el propio cuerpo para protegerse y sanarse por si mismo. Además, el pediatra explica que también hay que ser respetuoso con la opinión de los padres, porque generalmente existe un abanico de opciones entre las cuáles ellos pueden decidir. “Los médicos ahí lo que tenemos que hacer es actuar como asesores, ofreciéndoles nuestra experiencia y qué creemos que puede funcionar mejor, pero eso no nos garantiza que sea lo mejor para ellos”, dice. Por eso, la solución más efectiva va a ser la que ellos escojan, que son los que luego van a tener que aplicarla en su casa.

Estas dos claves, respetar las diferencias entre los niños y respetar las preferencias de los padres, son básicas para ejercer una pediatría responsable. “Somos consejeros, no tenemos la verdad absoluta”, concluye Garrido.

 

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.