Los 5 posibles tratamientos para evitar la sudoración excesiva o hiperhidrosis

Canal: Dermatología
La dermatóloga Elia Roó explica 5 posibles tratamientos para solucionar el problema de sudoración excesiva.

¿Crees que sudas más de lo normal? Si la respuesta es sí debes saber que este problema, conocido como hiperhidrosis, se puede tratar. Suele ser un problema que afecta de forma generalizada a todo el cuerpo o de forma localizada a ciertas partes como por ejemplo las axilas, las palmas o las plantas de los pies.

Este problema afecta a la vida social de las personas que lo padecen, si afecta a las axilas es común que se haga patente esa mancha exagerada de sudor en la ropa y esto no es agradable para nadie. Cuando afecta a las manos el problema puede surgir a la hora de saludar o, incluso, a la hora de escribir. En los pies, ese exceso de sudor puede hacer que aparezcan infecciones por hongos o que a veces se provoquen eccemas.

“En general este problema de sudoración excesiva suele aparecer en la adolescencia y, en menos casos, en la edad adulta. Además, se puede decir que en muchos casos tiene una predisposición familiar”, apunta la dermatóloga Elia Roó, que segura que el diagnóstico suele ser sencillo ya que “se basa solamente en la clínica, sin embargo, a veces hay que pedir algunas analíticas porque puede ocurrir que el problema de la hiperhidrosis sea consecuencia de algún problema metabólico como el hipertiroidismo”.

La experta en dermatología deja claro que existen distintas opciones para tratar el problema de la sudoración excesiva, repasamos, con su ayuda, alguno de ellos:

1.Tratamientos tópicos, como las sales de aluminio, son eficaces cuando la hiperhidrosis no es muy exagerada. También es común tomar fármacos anticolinérgicos, para cuando hay problemas de irritación, pero hay que saber que a veces provocan efectos secundarios como visión borrosa o náuseas.

2.Iontoforesis, es ideal para tratar la hiperhidrosis en las manos y en los pies. Es un aparato que trasmite una corriente de alto voltaje y por una trasferencia de iones consigue reducir el sudor. Existen aparatos para usar en casa que al principio se suelen usar a diario y luego se va reduciendo su uso a unas dos o tres veces por semana.

3.Simpatectomía, se trata de una intervención quirúrgica en la que se seccionas unas ganglios simpáticos que están presentes en el tórax para que las glándulas sudoríparas dejen de funcionar en esa zona. Este método es el que se usa para los casos más severos. Pero también hay que apuntar que en ocasiones se puede producir una hiperhidrosis compensatoria y ocurre que empiezan a sudar otras zonas del cuerpo.

4.Toxina botulínica, es uno de los tratamientos más novedosos, es muy eficaz en el tratamiento de la hiperhidrosis en axilas y manos. En las axilas reduce casi en un 90% la sudoración y se prolonga durante unos 8 meses o un año. En las palmas también es eficaz, aunque hace falta una dosis más alta y la duración es menor, de unos 6 meses.

5.Láser y aparatos de microondas, se usan menos y se usan para destruir las glándulas sudoríparas.

 

Descubre más artículos sobre Patologías comunes en el canal Dermatología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.