Las lentes ICL, una solución para corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo

Canal: Oftalmología
Las lentes ICL son lentes que se introducen dentro del ojo sin eliminar el cristalino.
Enfermedades y patologías relacionadas: Miopía

Las lentes ICL pertenecen al grupo conocido como lentes fáquicas, son lentes que se introducen dentro del ojo sin eliminar el cristalino. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de ICL? “Estas siglas significan literalmente Lentes de Colámero Implantables y son lentes intraoculares que se usan en cirugía refractiva”, apunta el oftalmóloga José F. Alonso.

El funcionamiento de estas lentes es el siguiente, “igual que existe una lente de contacto que se coloca por fuera del ojo, es decir, encima de la córnea, para corregir defectos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, existen estas otras lentes, las ICL, que se colocan dentro del ojo, encima del cristalino”, señala el doctor.

Cuando se operan las cataratas lo que se hace habitualmente es quitar el cristalino y meter un cristalino artificial, en este caso, con las lentes ICL, no se quita ninguna estructura, simplemente se coloca la lente encima. Esta técnica permite corregir todos los defectos de graduación preservando las dos estructuras para un futuro. “Es una técnica distinta al láser excímer que lo que hace es quitar capas de estructura de la córnea, o a la cirugía del cristalino que lo que hace es sustituir al cristalino”, señala Alonso.

Hoy en día cualquier defecto de graduación que se tenga en gafa se puede corregir con las lentes ICL. Tan solo se requiere hacer unos estudios previos para analizar si el segmento en el que irían colocadas cuenta con las condiciones ideales ya que no todos los pacientes tienen el espacio suficiente en esa parte del ojo para colocar la lente, pero hay que decir que, en la mayoría de los pacientes, sí que se puede intervenir.

También es necesario comentar a los pacientes que la colocación de las lentes ICL no significa que se haya corregido para siempre su defecto de refracción. “La miopía, por ejemplo, puede incrementarse a lo largo del tiempo por eso es muy común hacer revisiones periódicas tras la colocación de las lentes ICL para ir viendo cómo evoluciona. Si ésta hubiera evolucionado se podría corregir a nivel de la córnea usando el láser excímer”, explica el oftalmólogo.

 

Descubre más artículos sobre Técnicas y cirugías oftalmológicas en el canal Oftalmología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.