Las encías, las grandes olvidadas de la salud bucal

Canal: Salud Bucal
Las encías son las grandes olvidadas de la salud bucal, algo que no debería ser así, ya que son importantísimas para lograr una sonrisa perfecta y saludable

Las encías son las grandes olvidadas de la salud bucal, algo que no debería ser así, porque para lograr una sonrisa perfecta y saludable no solo es suficiente con tener bien cuidados los dientes. El odontólogo Iván Malagón explica que “muchas veces, los pacientes vienen a la consulta pidiendo alinear los dientes perfectamente y no prestan atención a algo importantísimo: tener una encía sana, saludable y que todo el conjunto de alrededor de los dientes esté cuidado de forma adecuada”.

El especialista explica que a las encías les afectan cuestiones como el tiempo o la alimentación. “La edad, de una forma irremediable, ya que según envejecemos, las encías, al ser un tejido muy fino, se ven afectadas. Los hábitos alimenticios porque hay determinados alimentos que no son favorables o si fumamos, ya que provocamos unas encías desoxigenadas, que se acaban volviendo oscuras”, explica Malagón.

Cuando las encías se ven retraídas, suele deberse a una periodontitis. “Se trata de una inflamación en los tejidos de soporte provocado normalmente a causa de una mala posición de los dientes y de la carga que han ido soportando las encías”. La solución pasa por alinear los dientes y limpiar en profundidad toda las zonas que rodean las encías para que recuperen su salud.

Otra de las anomalías relacionadas con las encías es que estas se inflamen, lo que da una imagen de dientes cortos. “Es así porque invaden la superficie de los dientes”. Para tratarlo, hay que llevar una higiene adecuada, y realizar masajes circulares para estimular la superficie del diente. A largo plazo, se puede hacer un recontorneado gingival, es decir, una gingioplastia.

Por último, si nos encontramos ante una encía que ya ha perdido mucha superficie, dando una imagen de dientes largos, hay que solucionarlo igualmente con una higiene adecuada, para que cualquier acción que llevemos a cabo sea efectiva, y una recolocación de los dientes. Una vez hecho esto, se puede optar por hacer autoinjertos, es decir, “trasladar mucosa de la zona del paladar a la zona de la encía”, concluye el especialista.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Salud Bucal.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.