Las claves del trastorno obsesivo compulsivo

La psicóloga Isabel Menéndez Benavente explica cómo diferenciar pequeñas manías y obsesiones de un trastorno obsesivo compulsivo.
Enfermedades y patologías relacionadas: Trastorno obsesivo-compulsivo

Has aparcado el coche, caminas unos pasos y, de pronto, decides dar la vuelta para comprobar que lo has dejado cerrado; sales de casa y vuelves a entrar porque temías haberte dejado la cocina encendida o un grifo abierto… Son solo dos ejemplos de conductas que se suelen repetirse en determinadas personas. También podríamos añadir otras como ponerse las zapatillas siempre de una manera en particular o bien no pisar determinadas baldosas al subir unas escaleras. Todo ello son manías y obsesiones con las que convivimos día a día. La cuestión es saber detectar en qué momento éstas pueden pasar de ser algo normal a algo patológico y convertirse en lo que se denomina un TOC o Trastorno Obsesivo Compulsivo.

¿Cómo diferenciar pequeñas manías y obsesiones de un trastorno obsesivo compulsivo?

La piscóloga Isabel Menéndez Benavente explica que, en líneas generales, debemos estar alerta cuando hay obsesiones que no podemos quitarnos de la cabeza y tienen que ver con lo siguiente:

  • Miedo a hacerle daño a alguien
  • Miedo a hacerse daño a uno mismo
  • Miedo a contraer una enfermedad grave
  • Miedo a tener pensamientos obsesivos sexuales o tabús

Este tipo de pensamientos obsesivos y miedos suelen ir  acompañados de manías y rituales, la especialista explica que “es una conducta frecuente tratar de compensar estos miedos con acciones o rituales obsesivos que, generalmente, suelen dar seguridad para controlar esos pensamientos y miedos y así compensar esta ansiedad a través de conductas como lavarse las manos compulsivamente, entrar con el pie derecho y salir con el izquierdo o cantar una canción de forma repetida en determinadas situaciones”.

Ante cualquier sospecha de tener un trastorno obsesivo compulsivo lo más recomendable es ponerse en manos de un especialista y, además, es importante tener en cuenta que este tipo de trastornos obsesivos compulsivos pueden darse también en niños por ello, la psicóloga recomienda a los padres estar alerta y, en caso de ver conductas de este tipo en sus hijos, llevarlos al psicólogo.

Descubre más artículos sobre Patologías de la mente en el canal Salud Emocional.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.