Evolución y tratamiento para el reflujo ácido en bebés

Canal: Pediatría
¿Cómo ha de ser la evolución y el tratamiento para el reflujo ácido en bebés? Nos lo explica el pediatra Jesús Garrido en este vídeo.

En otro de nuestros vídeos ya te hemos explicado en qué consiste el reflujo ácido en el bebé ( puedes verlo aquí). ¿Cómo evoluciona y cuál es el tratamiento para el reflujo ácido en bebés? Desde que se pone el tratamiento, ¿cuánto tiempo tarda hasta que el bebé deja de sentir este reflujo? “Cuando a un niño empezamos a tratarlo vamos a notar que la mejoría se produce entre 3 y 10 días después de empezar el tratamiento y esa mejoría es clarísima, el niño deja de interrumpir las tomas, deja de arquearse… “, explica el pediatra Jesús Garrido.

Si el tratamiento sigue bien, se mantendrá un par de meses y, si a los dos meses no ha hecho falta subir las dosis (en realidad es como si lo hubiéramos ido bajando poco a poco porque el niño ha ido ganando peso y hemos mantenido la misma cantidad de medicación), entonces ya comenzaremos a bajársela hasta eliminarla.

Hay casos en los que, conforme el niño va ganando peso, reaparecen otra vez los síntomas y esto lo que nos está diciendo es que lo estamos manteniendo bien mientras la dosis es la adecuada pero en cuanto el niño gana peso y se nos queda corta hay que aumentarla de nuevo para que el niño no tenga síntomas. “En estos casos habría que ir alargando el tratamiento progresivamente hasta que pasen dos meses en los que el niño esté bien sin necesidad de tener que subir la dosis de medicación”, apunta Garrido.

La estación del año influye en el reflujo de tu bebé

Hay otra cosa que también influye en la evolución del reflujo del bebé, se trata de la estación del año. “Todos los problemas de estómago tienden a empeorar en primavera y en otoño y es común tener que volver a poner tratamiento en estas épocas hasta que llegue el cambio de estación”, indica el especialista en salud infantil.

Esto se produce porque con los cambios de estación cambian también nuestros hábitos de sueño. “Cuando a un niño le llega el momento de dormirse, si coincide con el momento del oscurecer, la melatonina que produce el cerebro en función de la luz que hay nos ayuda a que ese sueño sea mas reparador pero con el cambio de estación esto se desajusta y esto hace que el sueño sea menos reparador, aumentando nuestra situación de estrés y esto aumenta la secrección de ácidos”, explica el doctor.

Hay que entender que estas fases son normales y son algo pasajero, simplemente hay que estar atento y, si es necesario, reiniciar o aumentar la dosis de medicación para tratar el reflujo ácido del bebé.

Descubre más artículos sobre Síntomas frecuentes en los niños en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.