El tratamiento de la uña encarnada

Todo lo que debes saber sobre el tratamiento de la uña encarnada, con imágenes de la cirugía y explicaciones del podólogo Álvaro Iborra.

La uña encarnada es una lesión muy frecuente en el dedo gordo del pie. “La uña se clava en la carne del propio dedo y esta lesión cursa con mucho dolor y mucha inflamación”, explica el podólogo Álvaro Iborra. Al paciente le resulta muy doloroso, por ejemplo, calzarse o cualquier roce con el dedo porque está clavada la uña y duele mucho. Si dejamos sin tratar la uña encarnada, esta podría llegar a infectarse produciéndose una lesión de mayor gravedad.

¿A qué se debe la aparición de la uña encarnada y cómo se trata?

Existen varios motivos por los que puede aparecer una uña encarnada, uno de ellos es la morfología o la forma de la uña o, incluso, la morfología de la propia falange que está debajo de la uña. Otra causa sería un posible traumatismo, es común que aparezca en personas que juegan al fúbol o mujeres que llevan un tacón muy estrecho.

El tratamiento de la uña encarnada, también conocida como onicocriptosis, depende de en qué fase de la evolución se encuentre:

  • Si se trata de una uña encarnada que cursa con infección, lo primero será tratar la infección con un antibiótico por vía tópica, tipo una pomada o, incluso, en infecciones más severas con antibiótico vía oral.
  • Una vez controlada la infección, la uña encarnada debe someterse a una cirugía muy sencilla que se hace en la consulta con anestesia local del dedo.”El paciente se va caminando con un pequeño vendaje y a los dos días se retira el vendaje y ya se calza con normalidad”, asegura el podólogo.

En la gran mayoría de los casos, la técnica utilizada se llama Fenol-Alcohol. “Esta técnica consiste en quitar el trozo de la uña que se está clavando hasta su nacimiento, en esa zona se aplica la sustancia fenol, y esta va a ser la que va a matar las células y así hace que no nazca más esa lamina de la uña que hace que se clave en el dedo quedándole una uña más estrecha que ya no le va a doler”, explica Iborra.

En cuanto a la prevención, esta pasa por evitar el calzado estrecho y con mucho tacón y acudir al podólogo para asesorarnos sobre cómo contarnos las uñas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR