El intercambio de parejas, ¿un tema tabú?

Canal: Sexología
El intercambio de parejas o swinger es visto en ocasiones como un tema oscuro o tabú pero la sexóloga Marta García Peris desmonta los tópicos

El intercambio de parejas, también conocido como swinger es visto en ocasiones como un tema oscuro o tabú. La sexóloga Marta García Peris desmonta los tópicos y explica todo lo que hay que saber sobre el intercambio de parejas.

En primer lugar, es importante conocer que existen tres tipos de intercambios de parejas:

- El soft swinger, es decir, un intercambio de parejas “suave”, en el que se producen besos, caricias y coqueteos con la pareja intercambiada, pero en el que nunca se llega a las relaciones sexuales. “Cuando ya se está excitado, se vuelve con la pareja original y se mantienen las relaciones con ella”, explica Garcia Peris.

- El close swinger, o intercambio de parejas “cerrado”, que es cuando el intercambio se realiza en habitaciones cerradas, sin que se produzca contacto visual entre las dos parejas.

- El open swinger, o el intercambio de parejas “abierto”, donde la clave está en que el juego sexual se realiza en la misma habitación o incluso en la misma cama. “Este tipo juega también con el hecho de ver a tu pareja manteniendo relaciones con otra persona, añadiendo un componente de vouayerismo”, dice la sexóloga.

Una vez dicho esto, Marta García Peris explica que existe un error muy extendido con respecto a los intercambios de pareja: “Mucha gente cree que los realizan parejas que ya no van bien, pero es todo lo contrario. Para llevar a cabo este tipo de juegos la pareja tiene que ser muy estable, con una buena comunicación”, comenta. Además, añade que es clave que sea algo que apetezca a ambas partes y que queden establecidos desde el inicio dónde están los límites.

La sexóloga recomienda a aquellas parejas que estén interesadas acudir a lugares específicos para ellos, como algunos club. “Esto es así porque lo aconsejable es realizar el intercambio de parejas con desconocidos, gente que también esté interesada pero no con los que luego te vas a cenar o a tomar un café”, explica.

Por último concluye: “No tiene nada de malo ni de oscuro. Se trata de dos personas que deciden compartirse con otras dos porque así lo desean”. “Si se hace desde el respeto, con todo bien hablados y los límites pactados establecidos, no tiene nada de malo”, añade García Peris.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Sexología.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.