El dolor de oídos, una de las cruces de los niños por las noches

Canal: Pediatría
El dolor de oídos en una de las situaciones más comunes entre los niños más pequeños.

El dolor de oídos en una de las situaciones más comunes entre los niños más pequeños. El pediatra Jesús Garrido nos ofrece una serie de consejos, tanto para identificar el dolor como para hacer frente al mismo. Este tipo de situaciones suele aparecer por las noches. “Si vemos que el niño se toca el oído y llora, lo más probable es que le esté doliendo”, indica. El hecho de que este tipo situaciones aparezcan por la noche también tiene una explicación. Nuestro organismo segrega de forma natural corticoides que reducen la inflamación pero el punto álgido de esta segregación es por la mañana y va desciendo paulatinamente hasta la noche.

Una vez que somos conscientes de que le está doliendo el oído, es el momento de identificar la causa. Garrido precisa que en la mayor parte no se debe a infecciones. Y lo explica. “Cuando el niño es pequeño suele tener mucho moco. Este moco, cuando se tumba para dormir, va desciendo hasta que se aloja en los oídos generando presión y por tanto, dolor. “Por eso se despierta y resulta que cuando lo cogemos en brazo se calma. Esto es porque al incorporarlo el moco abandona los oídos. Si lo volvemos a acostar lo más normal es que vuelva a llorar”, asevera Garrido.

A la hora de evaluar el origen de este moco, lo más habitual es que el pequeño tenga unas vegetaciones grandes. “Esta son las que producen el moco, un moco que no está en la nariz sino en la garganta. Todo ello provoca que además el niño ronque y se despierte por su propia tos”, añade.

Cuando hablamos del tratamiento, la intervención quirúrgica está descartada para niños menores de dos años. “En poco tiempo las vegetaciones les volvería a crecer”, comenta Garrido. La intervención solo se plantea cuando el pequeño tiene infecciones habituales o si estas vegetaciones les provoca que ronque hasta el punto de interrumpir su respiración durante más de diez segundos”, comenta el pediatra. Y es que tampoco existe medicamento para paliar esta situación pero sí que podamos llevar a cabo alternativas, como que el niño duerma más erguido para evitar en la medida de lo posible que ese moco descienda y se aloje en los oídos provocando el dolor.

Descubre más artículos sobre Síntomas frecuentes en los niños en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.