¿Cuánto debe comer un bebé lactante?

Canal: Pediatría
El pediatra Jesús Garrido explica en este vídeo cuánto debe comer un bebé lactante.

Los padres primerizos suelen preguntarse con bastante frecuencia si su hijo lactante estará comiendo lo suficiente. ¿Cómo saberlo? ¿Cuánto debe comer un bebé? ¿Cada cuánto debería tomar cada toma? El bebé es lactante cuando solo se alimenta de leche y, en esta etapa, hay dos opciones para explicar cómo deben ser las cifras en la alimentación del bebé. “Hay pediatras que dicen que las tomas tienen que ser cada 3 horas y la cantidad debe ser la que dice el libro, un manual de pediatría con el que nos hemos formado todos los pediatras en España y que asegura que un lactante debería de tomar 150 mililitros por kilogramo y día”, esta es una explicación, asegura el pediatra Jesús Garrido pero hay que tener en cuenta que las personas no comemos siempre lo mismo y hay días en los que se come más y otros en los que se come menos… “con los lactantes ocurre igual”, asegura.

Cuando el bebé quiere comer menos

Ante la pregunta de qué hacer si el bebé no quiere tomar lo que dice el libro, el doctor nos recomienda “no obligar al niño a comer, si hacemos eso lo único que se va a conseguir es que la comida se convierta en algo desagradable para el niño y vamos a generar un problema donde no lo había”.

¿Y si el niño se queda con hambre?

Si la situación es la contraria y el niño tiene más hambre y quiere comer más de lo estipulado por el libro oficial, ¿cómo actuar entonces? ¿hay que esperar a las 3 horas porque todavía no le toca? “Si nosotros hacemos eso lo único que vamos a conseguir es que el niño coma con ansiedad, y si come con ansiedad va a tragar más gases y le va a doler más la tripa y de nuevo vamos a generar un problema donde no lo había; esto ocurre porque tratar a un ser biológico como es el bebé como a un reloj suizo es una equivocación”, sentencia el especialista que añade que “en nuestro cuerpo tenemos mecanismos de regulación que explican que según determinadas circunstancias tengamos más o menos hambre, bien porque hace frío, calor, porque nos hemos movido más, menos… y solo tenemos que llevarle la contraria a esos mecanismos cuando tengamos un motivo claro para hacerlo, en caso contrario, lo recomendable es respetar el mecanismo propio del niño”, asegura el doctor Garrido.

Descubre más artículos sobre Lactancia materna en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.