¿Cómo ayudar a nuestro hijo a dejar el pañal?

Canal: Pediatría
Consejos del pediatra Jesús Garrido para hacer dejar el pañal a vuestro hijo.

Cuando los niños empiezan a ir al colegio, con tres años, deben ir ya sin pañal, es importante que estén preparados para poder ir solos al baño puesto que en lo colegios ya no hay cuidadores que se encarguen de cambiarlos, los profesores tan solo se ocuparán de ayudarles al limpiarse si es necesario. Por este motivo, es muy frecuente que los padres se planteen dar el paso de quitarle el pañal a su hijo entre los dos y los tres años.

Centrarse en la caca, lo más importante

El primer error que cometen los padres a la hora de quitarle el pañal a sus hijos es centrarse en el pipí y esto es lo menos importante. Así lo asegura el pediatra Jesús Garrido que explica que “no hay ningún problema si un niño se hace pipí encima, como mucho que se pueda mojar, el problema grave que puede aparecer con frecuencia cuando le quitamos el pañal a un niño es el estreñimiento”.

Muchos padres pretenden hacer al niño dejar el pañal sin más y, en ocasiones, ocurre que el niño puede pasar muchos días sin hacer caca. Al cabo de días, cuando lo consigue, es común que las heces estén duras y se haga daño, provocando una fisura y, por tanto, asociando dolor a esta situación. “Esto puede acabar convirtiéndose en un círculo vicioso que puede llevarnos a la necesidad de usar laxantes”, aclara el doctor.

Lo más importante cuando uno quiere que su hijo deje el pañal es centrarse en el tema de la caca. Hay que saber si nuestro hijo tiene una hora habitual en la que suele dar de vientre y, si es así, hay que estar muy pendiente en ese momento para que cuando tenga ganas intente hacerlo en el orinal. Si vamos consiguiendo que lo haga en el orinal podremos ir asumiendo el siguiente paso, que sería quitarle el pañal.

En el caso del pipí todo es mucho más sencillo, basta con recordarle cada media hora que tiene que hacer pipí. Y si conseguimos que no se le escape en esa media hora, la idea es ir prolongando los tiempos, al día siguiente se lo recordaríamos cada hora y, al siguiente, a las dos horas. Así hasta que llegue un momento en el que sea ya nuestro hijo el que nos diga que tiene ganas de ir al baño. De esta manera habremos conseguido que haga caca fuera del pañal y que controle el pipí, asegura el especialista.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.